El carro Schneider contra el Alcázar

No hay comentarios
Durante años, el estudio sobre los carros Schneider CA1 durante la Guerra Civil ha sido un enorme debate entre investigadores y aficionados. Internet no ha hecho más que agrandar las teorías sobre el uso de estos viejos vehículos en España. Algunas fuentes afirman que, en 1936, España contaba con cuatro carros Schneider, adquiridos en los años 20 para su uso en la Guerra de Marruecos. Hoy os traigo una pequeña aportación sobre el paso de este “tanque” durante el sitio del Alcázar de Toledo, con los pocos datos y la mayoría de fotografías que se conservan del histórico carro de combate.

toledo guerra civil alcázar
Carro Schneider CA1 en la calle Santa Fe. 20-21 de septiembre de 1936 (Agencia EFE).

El Schneider CA1 fue fabricado durante la Primera Guerra Mundial y fue el primer carro de combate francés. La guerra estaba estancada en una fase de trincheras, que mantenía las tensiones a pocos metros del enemigo. Los países beligerantes comenzaron a fabricar armamento novedoso y aparecieron los primeros vehículos blindados que anteriormente habían quedado como proyectos y prototipos paralizados. El resultado de este proyecto fue un robusto vehículo con un blindaje de 11mm de acero. Estaba tripulado por 6 hombres en un espacio minúsculo. El armamento era bastante limitado y pronto quedó demostrada su escasa eficacia en cuanto a potencia de fuego. En la parte lateral derecha, cerca de la esquina, un pequeño cañón Schneider de 75mm y como apoyo en los flancos, dos ametralladoras Hotchkiss de 8mm con soportes hemisféricos. En algunos casos, se añadió un voladizo en su parte frontal para poder ir abriéndose paso con facilidad por las alambradas y obstáculos enemigos.

Muy pronto, el nuevo prototipo Renault FT-17 desbancó al Schneider CA1 quedando relegado en un segundo plano.

toledo guerra civil alcázar
Carro Schneider español durante la Guerra del Rif. Años 20

España compró a Francia seis vehículos Schneider que utilizó durante la guerra en Marruecos y al acabar el conflicto envió de nuevo a la Península. Por lo menos, de la guerra en el norte de África, se salvaron cuatro. Al iniciarse la guerra civil española en 1936, tres de ellos se encontraban en Madrid y uno parece ser que en Zaragoza, posiblemente utilizado por el bando sublevado en 1937. Al menos dos de los carros Schneider fueron utilizados en los primeros días de guerra en Madrid contra el Cuartel de la Montaña y algunas versiones apuntan a que dos de estos vehículos fueron enviados posteriormente a Toledo durante el asedio del Alcázar. Otras versiones apuntan que solo llegó uno a la ciudad imperial.


Dos blindados  Schneider en la calle Ferraz de Madrid tras el asalto al Cuartel de la Montaña.
*Es curioso el uso de una tapa de alcantarilla para proteger parte del depósito de carburante.
**Actualización Febrero 2018: no son tapas de alcantarilla sino medallas militares concedidas a los carros.
http://vehiculosblindadosdelaguerracivil.blogspot.com.es

La fotografía más conocida durante el asedio de la fortaleza es la del carro Schneider parado en la calle Santa Fe con la cuesta del Carmen donde se ve su parte trasera, el camuflaje, la pintada de las siglas JSU y una hilera de milicianos avanzando. Al fondo, la puerta del Convento de Santa Fe. 




toledo guerra civil carro
Toledo GCE 1936 / 2017

El viejo vehículo fue utilizado durante uno de los asaltos contra el Alcázar, concretamente el día 18 de septiembre de 1936 tras la explosión de la mina en la parte oeste de la fortaleza. Recordemos algunos apuntes históricos sobre ese día. A los pocos minutos de producirse la explosión, las fuerzas republicanas situadas en la parte norte del Alcázar, al mando del comandante Madroñero, avanzan entre los escombros de la plaza Zocodover y los restos del torreón noroeste. Además, por la calle Santa Fe, comienza otro avance republicano, en fila, pegados a la pared para evitar el tiroteo del Alcázar. La calle está a tiro de los defensores.

toledo guerra civil alcázar
Otra vista de la calle Santa Fe con el carro Schneider al fondo de la calle. 

toledo guerra civil alcázar
Detalle del carro y junto a él, mirando hacia cámara, el capitán Magán de Guardia de Asalto.

Para apoyar el asalto, se ha enviado desde Madrid un carro Schneider CA1 que, junto con la infantería, debe ir abriéndose paso entre los edificios. El pesado carro avanza lentamente, su velocidad máxima es de 8km/h y los escombros y la estrechez de las calles dificultan sus movimientos. Al llegar a la Puerta de Hierro (justo en frente del Museo de Santa Cruz), según la versión del Diario de Operaciones del Alcázar, el Schneider consigue derribar parte de la verja y abrir un paso al eliminar el parapeto que los defensores habían colocado semanas antes con varios coches y camiones de la Academia. En este momento, tropas sublevadas cerca del Gobierno Militar lanzan granadas de mano y abren fuego contra el tanque que, ante el peligro que conlleva avanzar, decide retroceder. Los escombros harán que el Schneider quede totalmente bloqueado en su retirada, entre la calle Santa Fe y la actual calle Miguel de Cervantes. 


Puerta de Hierro durante los últimos días del Alcázar (Agencia EFE).
Objetivo del carro Schneider antes de retirarse por el nutrido fuego enemigo. 

“Al mismo tiempo atacaron también por el Corralillo y Puerta de Hierro, ataques que también fueron rechazados, a pesar de intervenir en Puerta de Hierro un tanque de artillería que forzó la verja y separó los coches que había de barricada, pero que tuvo que retroceder ante el empuje de nuestras fuerzas de la Compañía de Tropa y la instalada en el Comedor y Lavadero.”
Diario de Operaciones del Alcázar de Toledo.
18 de septiembre de 1936.


El pintor Luis Quintanilla, que ubica erróneamente el blindado Schneider durante los primeros días del asedio, nos da una idea de cómo fueron los hechos. Incluso, indica que él mismo desmontaría el armamento del carro para evitar su captura por parte de las fuerzas sublevadas.

“…había una especie de monstruo arqueológico del armamento militar que más tarde todos contemplamos, un primitivo tanque de 1919, gruesamente blindado, con cadenas protectoras de las ruedas y un fuerte espolón de proa, provisto de un cañón.”
Luis Quintanilla en Los rehenes del Alcázar de Toledo.

toledo guerra civil alcázar
Vista desde el otro lado de la calle Santa Fe. 

“El monstruo metálico continuó la persecución por la estrecha calleja que aboca a una de las puertas del Gobierno Militar, y al embestir hacia ella se desvencijo su vieja maquinaria, quedando allí inutilizado hasta el final del asedio…”
Luis Quintanilla en Los rehenes del Alcázar de Toledo.


Al investigar un poco sobre este acontecimiento me asaltan algunas dudas. ¿Por qué calle avanzó el carro Schneider en su primer intento de asaltar Puerta de Hierro? Las fotografías conocidas donde aparece el tanque corresponden a los días 20 y 21 de septiembre, es decir, son posteriores al asalto del día 18 de septiembre de 1936 cuando el viejo carro quedó atrapado por los escombros. Las imágenes muestran como la calle Santa Fe se encuentra con multitud de escombros y no parece posible que por allí hubiera pasado anteriormente un vehículo que pesa alrededor de 14 toneladas…. Además, para acceder a Santa Fe por la plaza de Zocodover tendría que haber cruzado por la Travesía de Santa Fe, totalmente cubierta de escombros como se ve en multitud de imágenes. Otros caminos para llegar hasta ese punto son, avanzando por los restos de las viviendas destruidas de Zocodover y descender por la parte del Arco de la Sangre o llegando desde la parte este de Toledo (Puente Alcántara) y ascender por la cuesta del Carmen hasta el Museo Santa Cruz para girar hacia el Alcázar y la Puerta de Hierro lo que descarto casi por completo por la dificultad y encontrarse el camino batido por los encastillados. 

El carro aparece también en otras imágenes que este blog descubrió hace poco. Durante el asedio, el cámara soviético Roman Karmen rodó algunos días en Toledo junto al enviado especial de Pravda y espía de Stalin, Mijaíl Koltsov. Las imágenes aparecieron en la película titulada Ispanija. En un archivo ruso encontré varias escenas inéditas rodadas en Toledo ese verano de 1936 en las que aparece Karmen y Koltsov cruzando la calle Santa Fe y parte del blindado Schneider bloqueado en la misma calle. Puedes leer aquí la entrada sobre Karmen y Koltsov en Toledo. 


Mijaíl Koltsov cruzando la calle Santa Fe bajo el fuego de los defensores del Alcázar.
A la derecha se puede ver parte del carro Schneider. 

¿Qué pasó con el carro Schneider? Ya hemos indicado que Quintanilla menciona que el vehículo fue desmontado antes de la llegada de las fuerzas de Varela el día 27-28 de septiembre de 1936 y lo que es cierto es que, por las fotografías realizadas pocos días después del asedio, allí no queda ningún resto del vehículo.


Calle Santa Fe tras el asedio del Alcázar (Foto ABC).

Tras el asedio, posición donde quedó bloqueado el carro Schneider (Agencia EFE). 

Otros datos apuntan que uno de los carros Schneider fue abandonado por los republicanos en 1936, debido posiblemente a una avería. Este viejo blindado aparece en algunas fotografías en posesión de las tropas sublevadas en el pueblo de Cubas de la Sagra. Recordemos que, desde finales de 1936, la localidad toledana será base de carros ligeros y tanques de la Legión Cóndor. Es evidente que no se trata del mismo carro de las fotografías de la calle Santa Fe en Toledo ya que no está pintado con los colores característicos de camuflaje. El carro que aparece en estas fotografías corresponde con uno de los utilizados en julio de 1936 contra el Cuartel de la Montaña como indica la tapa de alcantarilla colocada en su parte frontal. ¿Sería otro de los carros enviados a Toledo desde Madrid?

 toledo guerra civil alcázar
Carro con tapa de alcantarilla utilizado contra el Cuartel de la Montaña en Madrid y estacionado
en Cubas de la Sagra probablemente a finales de 1936.



Rebuscando entre algunas fotografías del asedio, he visto una que me ha atraído especialmente por una curiosidad. Supuestamente, la fotografía está realizada en julio de 1936, pero por la apariencia del parapeto de la calle Armas, compuesta por colchones y diversos elementos, podría tratarse ya del mes de agosto. Al fondo, pegado a la pared, se intuye la forma de un vehículo que bien podría tratarse de un coche particular que durante los primeros días del asedio quedó allí abandonado o incluso alguno de los blindados autoametralladora modelo Bilbao de la Guardia de Asalto que desde esas posiciones controlaban las ventanas de la fachada norte del Alcázar. Lo que si es cierto, es que la forma de la silueta tiene bastante relación con el frontal de un carro Schneider CA1. Esto añade otra incógnita sobre si se llegaron a utilizar uno o dos blindados Schneider durante el asalto del Alcázar y también sobre qué etapa del propio asedio. 


Parapeto en la plaza de Zocodover (Foto ABC). 


Detalle del fondo de la fotografía donde se aprecia una silueta muy parecida
a la de un carro Schneider CA1 en la plaza de Zocodover.




No hay comentarios :

Publicar un comentario