Las huellas de la guerra por Otto Wünderlich

No hay comentarios
Con motivo de los 81 años que se cumplen de la declaración de la guerra en Toledo, el día 21 de julio de 1936, os enseño unas fotografías realizadas entre 1939 y 1944 por Otto Wünderlich. Algunas zonas han cambiado por completo y no reconocemos, a primera vista, la localización exacta. Por eso, las fotos tomadas durante la posguerra irán acompañadas de las imágenes actuales para comparar como es habitual en este blog.

toledo guerra civil asedio
Restos, al sur del Alcázar, del desaparecido Convento de Capuchinos y la iglesia de San Miguel y su torre.
Al fondo, los terrenos del valle toledano y su Ermita (IPCE/Fondo Wunderlicht).
El fotógrafo alemán O. Wünderlich ya había realizado diversos trabajos fotográficos en España a finales de los años 1910 y la década de 1920 y 1930 para revistas, empresas, enciclopedias, postales, etc. Algunas de esas tomas las podéis encontrar en su Fondo fotográfico en el IPCE y las que realizó en Toledo en el blog Toledo Olvidado. Tras el fin de la contienda española, visitó el país posiblemente el 1 de abril de 1940 para asistir al conocido como Desfile de la Victoria que se celebraría todos los años hasta 1976. En este viaje volvió también a Toledo para visitar las ruinas del Alcázar y las mismas calles que había recorrido años anteriores con su cámara. Posteriormente, volvería a visitar la ciudad en 1944 acompañado de su esposa Margarita y su hijo Rodolfo. En esta serie están mezcladas, siendo todas de entre 1940 y 1945. Incluso, algunas de las fotografías están en color (extraño que las mismas aparezcan en color y también en blanco y negro) que ya publicó Florentino Areneros en su magnífico blog Sol y Moscas.

En el archivo de Wunderlich encontramos numerosas fotografías del interior del Alcázar, las típicas estampas de destrucción tras el asedio que todos los visitantes realizaban. Por eso, os mostraré las que tomó en el exterior de la fortaleza, en calles y plazas toledanas. 


toledo guerra civil asedio
Restos de los Pabellones de la Caridad al noreste del Alcázar.
Al fondo el Castillo de San Servando (IPCE/Fondo Wunderlicht).

Plaza de la Magdalena. Iglesia de la Magdalena destruida durante el asedio del Alcázar. En medio de la plaza ya está retirada la casa que se ubicaba en el centro y también quedó arrasada por los combates de 1936. La falta de muros en la iglesia nos permite la visualización de la torre, hoy imposible desde esta posición. 

toledo guerra civil plaza magdalena
Plaza de la Magdalena (IPCE/Fondo Wünderlich).

toledo guerra civil magdalena asedio
Plaza de la Magdalena. Julio 2017. Toledo GCE. 

En la misma plaza, el edificio del conocido Casino quedó marcado por numerosos impactos de bala y metralla que hoy todavía podemos ver. La calle que asciende hacia la Plaza Horno de la Magdalena también fue fotografiada por Wünderlicht. 


toledo guerra civil asedio
Plaza de la Magdalena (IPCE/Fondo Wünderlich).

toledo guerra civil
Plaza de la Magdalena. Julio 2017. Toledo GCE. 
La cuesta del Alcázar, actual Cuesta de Carlos V, se encontraba en medio de los combates entre la fortaleza y las barricadas republicanas. Nada más declararse el Estado de Guerra, los defensores del Alcázar colocaron vehículos cruzados en la calle para evitar el paso de los milicianos y así cerrar su perímetro defensivo. Los bombardeos, la artillería y la propia mina del día 18 de septiembre de 1936 dejaron este sector totalmente destruido y hubo que reconstruir las viviendas cercanas tras la guerra. Estas tareas de construcción y reconstrucción estaban al cargo de Regiones Devastadas y de las Colonias Penitenciarias Militarias. 


toledo guerra civil alcázar
Cuesta del Alcázar, actual Carlos V (IPCE/Fondo Wünderlich).

Cuesta del Alcázar. Julio 2017. Toledo GCE.

Los túneles para colocar las minas que explotaron ese día 18 de septiembre pasaban justo por debajo de esta parte desde la calle Juan Labrador. La explosión destrozó la fachada oeste, el torreón suroeste y todas las viviendas cercanas al Alcázar en su fachada oeste. En esta fotografía podemos ver, tras una limpieza de las calles y el desescombrado, cómo quedaron algunas de estas casas. Hoy la altura de los edificios de nueva construcción no permiten ver la majestuosa torre de la Catedral. 


toledo guerra civil asedio alcázar
Viviendas destruidas al final de la Cuesta del Alcázar, actual Carlos V (IPC/Fondo Wünderlich). 

Viviendas destruidas al final de la Cuesta del Alcázar, actual Carlos V. Julio 2017. Toledo GCE. 
Girando la calle, la Cuesta de Capuchinos se estrechaba mucho más al encontrarse el antiguo convento que en 1936 albergaba instalaciones militares del propio Alcázar. El edificio de Capuchinos quedó totalmente arrasado por el fuego y las explosiones como hemos visto en la primera foto de esta misma entrada. Las estrechas calles entre las viviendas encaminaban a la Plaza del Seco y San Justo. Los edificios más cercanos al Alcázar y a Capuchinos sufrieron igualmente daños en sus estructuras y tuvieron que ser demolidos, construyendo nuevas edificaciones de mayor altura con mejores instalaciones como hoy podemos ver. En la fotografía de Wünderlich podemos apreciar, en el lado derecho, la montaña de escombros de los restos del torreón suroeste. Justo donde hoy se encuentra la entrada a la Biblioteca de Castilla-La Mancha. Jugando entre los montones de piedras aparecen varios niños y niñas. 


toledo guerra civil alcázar
Cuesta de los Capuchinos desde la fachada sur del Alcázar. (IPCE/Fondo Wünderlich).


Cuesta de los Capuchinos desde la fachada sur del Alcázar. Julio 2017. Toledo GCE.
En la Plaza de Zocodover, el Arco de la Sangre fue el único elemento que se mantuvo en pie de todo el edificio de viviendas de la parte este de la plaza. Tras el asedio, el arco estuvo apuntalado para evitar su derrumbe. A pesar de la destrucción, el arco continuó siendo un paso de viandantes hacia la calle Santa Fe y la Cuesta del Carmen.


toledo guerra civil zocodover
Arco de la Sangre en la Plaza de Zocodover (IPCE/Fondo Wünderlich). 

Arco de la Sangre en la Plaza de Zocodover. Julio 2017. Toledo GCE. 
toledo guerra civil zocodover
Arco de la Sangre por la actual Calle Miguel Cervantes (IPCE/Fondo Wünderlich).

Arco de la Sangre por la actual Calle Miguel Cervantes. Julio 2017. Toledo GCE.

El arco comunicaba directamente con la Calle Santa Fe, una vía principal para los republicanos durante el asedio para asaltar la fachada norte del Alcázar y mover tropas hacia el Museo de Santa Cruz y el Convento Santa Fe que comunicaba con el Miradero. Las viviendas obstaculizaron el paso de milicianos además de encontrarse a tiro de los propios defensores que hostigaban desde las alturas. El peligro al cruzar por esta calle era muy elevado. Tras el asedio, la reconstrucción de la calle y las casas hizo posible encontrar restos arqueológicos muy importantes en esta zona. Al fondo, la puerta del Convento Santa Fe y la sala de vistas de una vivienda particular en lo alto. Un puesto de tiro privilegiado para los tiradores republicanos en 1936. 


toledo guerra civil santa fe
Calle Santa Fe libre de escombros (IPCE/Fondo Wünderlich). 

Calle Santa Fe. Julio 2017. Toledo GCE. 

Obras de reconstrucción en la Plaza de Zocodover. A la derecha, restos de la fachada y el torreón del Alcázar. Los abrigos, gorros, boinas y el estado de los árboles parece indicar que las fotografías están realizadas en un frío día de invierno durante los años 40. 


toledo guerra civil zocodover
Plaza de Zocodover en reconstrucción (IPCE/Fondo Wünderlich). 


Plaza de Zocodover. Julio 2017. Toledo GCE. 

La otra parte de la plaza también sufrió daños por los combates en 1936 sumándose los bombardeos republicanos durante 1937 y 1938. En la imagen, empresas y comercios toledanos que todos reconocemos entre la Plaza de Zocodover y la calle Sillería. Ferretería Marín, Seguros Soliss (justo donde se encuentra hoy las instalaciones de Liberbank), etc. Los daños por la metralla son visibles en las fachadas y puertas de los comercios. 


toledo guerra civil zocodover
Plaza de Zocodover / Calle Sillería (IPCE/Fondo Wünderlich).

Plaza de Zocodover / Calle Sillería. Julio 2017. Toledo GCE. 

Vistas desde las ventanas del Museo de Santa Cruz, primera línea republicana durante el asedio del Alcázar en 1936. La fachada norte del Alcázar está completamente destruida y abajo, cerca del paso en zigzag y de la llamada Puerta de Hierro, viviendas particulares junto a la desaparecida Posada de la Sangre. 


toledo guerra civil alcázar
Vistas desde el Museo de Santa Cruz (IPCE/Fondo Wünderlich). 



Otto Wünderlich también realizó en la primavera de 1940 numerosas fotografías en color de los restos del Alcázar y sus cercanías como he mencionado anteriormente. Aquí os dejo algunas de las imágenes más curiosas. 

Desde los restos de la Torre de la Iglesia de la Magdalena. Destaca el andamio en la torre de la Catedral. 



Desde el balcón del Museo de Santa Cruz donde anteriormente, durante el asedio, otros fotógrafos como Robert Capa realizaron otras fotografías








toledo guerra civil



Por supuesto, del propio Alcázar también hay fotografías en color. 




toledo guerra civil alcázar


El gran archivo de Otto Wünderlich, que conserva imágenes de Toledo de las primeras décadas del siglo XX, es una perfecta muestra de estudio a través de la fotografía, ya no solo del conflicto para conocer al detalle el estado de la ciudad tras los combates de 1936, sino de los propios cambios que sufrió Toledo, su sociedad así como de manera arquitectónica en los años anteriores y posteriores a la guerra. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario