TOLEDO GCE

José del Rey, implicado en el asesinato de Calvo Sotelo, en Toledo

No hay comentarios
Entre las diferentes fuerzas republicanas que llegaron en julio de 1936 para combatir el foco sublevado y asediar el Alcázar toledano podemos establecer una heterogénea relación de grupos armados. Durante un espacio de tiempo definido diferentes unidades del ejército gubernamental pasaron por Toledo para luego ser enviadas a otros puntos cercanos como Guadarrama o la carretera de Extremadura donde eran requeridas para combatir contra las avanzadillas sublevadas. En las fotografías conservadas sobre la guerra en Toledo las fuerzas que más destacan son las agrupaciones de milicias inicialmente formadas en la ciudad y sus pueblos, además de las madrileñas y posteriormente de otros puntos de España.

toledo guerra civil asedio alcázar jose del rey
La Voz, 4 de enero de 1936.

A partir del 22 de julio de 1936, con la llegada de la columna Riquelme enviada desde Madrid, se establecen dos elementos de poder en Toledo. El primero organizado por las milicias revolucionarias y el segundo por la parte gubernamental y del Frente Popular. Ambos poderes unificaron esfuerzos a medida que el asedio fue tomando mayores dimensiones y se alargaba en el tiempo. Las milicias que llegaron a Toledo, movilizadas por sindicatos y partidos políticos se asentaron en edificios que habían sido incautados a la Iglesia. El Comité de Milicias estableció su cuartel principal en la residencia de los Hermanos Maristas en la calle Alfonso XII.

En este espacio estuvo la compañía de milicias “Teniente Castillo” durante agosto de 1936. Al mando de esta unidad se encontraba el protagonista de este artículo José del Rey, uno de los guardias de asalto implicados en el asesinato del diputado José Calvo Sotelo. Según el pintor Luis Quintanilla, la compañía Teniente Castillo fue enviada a Toledo durante estas fechas con el teniente del Rey:
“por orden del Ministerio de la Guerra, envié a Toledo una compañía de ciento cincuenta hombres adiestrados en el Cuartel de la Montaña; la mandaba un ex guardia de asalto ascendido a teniente.”


toledo guerra civil asedio alcázar jose del rey
José del Rey Hernández (o Fernández como aparece en diversa documentación de archivo) nacido en 1909 en un pueblo de Valladolid. En 1931 se afilió a las JS e ingresa al año siguiente en el Cuerpo de Seguridad. Fue procesado y condenado a seis años por los sucesos de 1934 cuando era enlace del teniente Máximo Moreno (fallecido durante la guerra en el derribado avión Potez “Aquí te espero” cerca del pueblo toledano de Villamiel). Fue liberado tras las elecciones de febrero de 1936 y reingresó en la Cuarta Compañía de Asalto en el cuartel de Pontejos de Madrid. Del Rey, al igual que el teniente Moreno, era amigo del teniente Castillo. Horas después del asesinato de este último, José del Rey partió desde Pontejos en la camioneta nº 17 para efectuar algunas detenciones junto a otros cercanos a Castillo como el guardia civil Fernando Condés, Luis Cuenca o Santiago Garcés entre los más destacados. Arrestaron al diputado Calvo Sotelo en su domicilio con la excusa de trasladarlo a la Dirección General de Seguridad y durante el trayecto fue asesinado de dos disparos en la cabeza. José del Rey iba sentado al lado del diputado derechista cuando ocurrió el trágico final. Sobre la muerte de Calvo Sotelo hay multitud de escritos y trabajos de investigación por lo que animo al lector a indagar en el tema si es de su interés.

Durante su estancia en prisión en 1935 incluso se carteó con el líder socialista Francisco Largo Caballero. José del Rey, así como varios de los implicados en el asesinato de Calvo Sotelo tenían una estrecha relación con otros socialistas como Indalecio Prieto o Margarita Nelken. 


José del rey guerra civil española toledo asedio alcázar
Carta de José del Rey a Largo Caballero el 29 de diciembre de 1935. Causa General, 1565, Exp. 15, N. 8.

Contestación de Largo Caballero a José del Rey. Causa General, 900, Exp. 1, N. 36.

toledo guerra civil asedio alcázar jose del rey
Camioneta Hispano Suiza nº 17 donde fue asesinado Calvo Sotelo la madrugada del 13 de julio de 1936.

Meses antes, en la primavera de 1936, el teniente del Rey había sido destinado como escolta de la diputada socialista Margarita Nelken. Al día siguiente del asesinato de Calvo Sotelo el teniente partió a Irún a recibir a Nelken que llegaba de un viaje de París y no regresó a Madrid hasta el 17 de julio con la sublevación militar iniciada. Al no encontrarse en la capital no fue interrogado por los sucesos de la noche del 13 de julio.

Es probable que del Rey llegara a Toledo el 24 de julio de 1936 junto con la “compañía Teniente Castillo” siendo herido levemente como podemos ver en alguna fotografía de agosto de 1936 durante una visita de Margarita Nelken. Por estas acciones es ascendido a capitán y recibe el mando completo de la compañía.

toledo guerra civil asedio alcázar jose del rey nelken
Margarita Nelken visita a los milicianos heridos en el hospital de San Bernardo en Toledo. El médico jefe era Ramón Mª Delgado Saavedra. En el centro, el capitán José del Rey Hernández. Foto Alfonso.

El periodista inglés John Langdon-Davies, que pasó por Toledo a finales de agosto de 1936, narra en sus escritos cómo conoció a José del Rey y sus vivencias entre barricadas cercanas al Alcázar. El corresponsal describe al capitán como “un excelente ejemplar de l’homme moyen sensuel y se parece bastante a una estrella de cine”. Del Rey y Langdon-Davies se conocieron en el cuartel instalado en la residencia de los Hermanos Maristas y recorrieron las calles juntos mientras el soldado explicaba los peligros de pasar por algunas zonas batidas por los defensores del Alcázar. En los balcones de la residencia el periodista inglés retrató a José del Rey junto a su asistente justo en frente del convento de San Pedro Mártir (vistas desde la calle Alfonso XII).

toledo guerra civil asedio alcázar José del rey
José del Rey y su asistente en la terraza del colegio Maristas frente a San Pedro Martir.
Foto Langdon Davies / Detrás de las barricadas españolas.

Incluso, en un reverso de las fotografías de Langdon-Davies está escrito “man in centre foreground said to be assasin of Calvo Sotelo”, por lo que este hecho no es desconocido para el periodista inglés. Margarita Nelken también aparece en fotografías de otros reportajes en las mismas barricadas cercanas al Alcázar que visitó Langdon-Davies junto a José del Rey y que también fotografió. 

toledo guerra civil asedio alcázar jose del rey nelken
Margarita Nelken en una barricada en la plaza del Seco en Toledo. 

También es muy probable que la famosa pareja de reporteros formada por Gerda Taro y Robert Capa, además de David Seymour “Chim” tuvieran contacto con José del Rey en agosto de 1936. Las fotografías que tomaron en estas fechas, además de las realizadas por Langdon-Davies en los callejones cercanos a Toledo y sus escritos, confirmarían la posibilidad de contacto entre el oficial de asalto y los fotógrafos. Podéis leer sobre el paso de Langdon-Davies por Toledo y sus fotos aquí.

Margarita Nelken visitó Toledo varias veces durante el cerco del Alcázar. El 25 de agosto de 1936 presenció un desfile de la compañía Teniente Castillo en el patio de la residencia de los Hermanos Maristas (cuartel de milicias). Al acto acudieron otras personalidades como Élie Faure, historiador de arte francés y amigo de Nelken. Por supuesto, el recién nombrado capitán de milicias de la compañía José del Rey estaba allí como podemos comprobar en varias fotografías tomadas por reporteros extranjeros.

Margarita Nelken y Élie Faure en el patio de la residencia de los Hermanos Maristas de Toledo. Detrás, el capitán José del Rey y su asistente. Foto Getty Images. 

José del Rey, detrás a la derecha. 

Margarita Nelken escribió un artículo para la revista francesa Regards(nº 138)mencionando a su antiguo escolta y amigo José del Rey: 
“En Toledo, las milicias organizadas por el capitán del Rey y que llevan el nombre de “compañía del teniente Castillo”, en homenaje al oficial socialista cuyo asesinato provocó, en respuesta, el de Calvo Sotelo, verdadero líder del fascismo español está formado en gran parte por trabajadores de la capital y guardias de asalto (…). Son campesinos, aunque sin cultura, casi analfabetos, saben bien por qué y contra qué están luchando. Cuando Élie Faure les dijo que les estaba trayendo "la salvación de la madre de las revoluciones" surgió de sus filas: ¡Vive la France! Y luego, cuando su capitán les pidió que cantaran, en honor a los visitantes, no necesitó indicarles la canción, fue La Internacional la que se levantó, seria y religiosamente. Proclamados por estos trabajadores y campesinos, por las mujeres y los niños que se agolparon afuera.”

Una vez más Nelken habla de este en su discurso del Ministerio de la Guerra y extraído de La epopeya campesina refiriéndose a él como “uno de esos magníficos jefes y organizadores que la gesta del pueblo español ha revelado a España”.

toledo guerra civil 1936 asedio alcázar nelken del rey
Nelken visita a la compañía teniente Castillo en el patio de la residencia de los Hermanos Maristas en Toledo. A su izquierda, el capitán al mando José del Rey. Foto RGS/1936.
Patio en la actualidad tras la reconstrucción del edificio de viviendas después de la guerra. 

José del Rey ascendió a mayor en la escala de milicias en enero de 1937 y junto a su compañía fue enviado al frente de Guadalajara. En julio de 1938 fue destinado a la 66 Brigada Mixta en el frente de Extremadura. El final de la contienda le sorprendió de permiso en Valencia. A partir de aquí, del Rey comienza un intenso viaje para intentar exiliarse vía Barcelona y Pirineos. No pudo embarcar en ningún transporte desde Alicante y, con documentación falsa facilitada por un militar conocido, partió desde Altea el 25 de abril de 1939 rumbo a Barcelona pasando por Valencia y Castellón. A la Ciudad Condal llegó el día 29 y la noche del 30 la pasó en Manresa. A principios de mayo de 1939 fue detenido portando documentación y salvoconductos falsos, además de un sello casero hecho con un corcho con el emblema de FET (conservados en su expediente judicial). Al mes siguiente ya se encuentra en Madrid en la prisión de Porlier donde fue interrogado por su participación en la detención y asesinato de José Calvo Sotelo. José del Rey fue condenado y ejecutado por garrote vil el 25 de noviembre de 1943. 

Para ver las fotografías de Langdon-Davies y el paso de este por Toledo junto a José del Rey, pinchar aquí.

InesGCE nos facilita estas fotografías de José del Rey tras su detención en 1939. 


José del Rey en 1939. Causa General, 1577, 25. 


Las fotografías de un soldado alemán en Toledo

No hay comentarios
Como habíamos informado en la anterior entrada sobre el refugio antiaéreo de la Plaza de Zocodover. Aquí tenéis el resto de fotografías de marzo de 1939 tomadas por un soldado anónimo de la Legión Cóndor y que muestran otros lugares de Toledo y su entorno durante los días previos a la Ofensiva final del 27 de marzo.

toledo guerra civil ofensiva final 1939
Plaza de Zocodover en marzo de 1939. 
Una vez más aparece el niño que posaba en Zocodover frente a la entrada del refugio. La escena muestra un día de paseo primaveral aprovechando los rayos de sol que calientan el lugar. La plaza está llena de hombres que parecen pertenecer a las diferentes unidades militares establecidas en Toledo durante estas semanas. Las dos únicas mujeres que aparecen están a los lados de la fotografía. Una de ellas, en el extremo izquierdo andando y portando lo que parece una bolsa de tela. A la derecha, otra mujer con vestido y zapatos de tacón, además de llevar un elegante abrigo, parece charlar junto a un grupo de hombres.

toledo guerra civil ofensiva final 1939

Los detalles de la cartelería de la plaza indican los diferentes locales comerciales como el estudio de fotografía LUCAS FRAILE. Este fue abierto a finales del XIX por Pedro Lucas Fraile en el nº 9 y se ubicaba en las galerías del ático del edificio. Otros comercios como el de Alpargatas y Cordelería, además del Banco Español de Crédito. Destaca a la derecha el cartel del "Ministerio de Interior. Servicio de Prensa y Propaganda" que se encontraba en la misma sede que utilizó Falange Española de las JONS durante esta etapa.

toledo guerra civil ofensiva final 1939



Estas fotografías están tomadas desde la carretera del valle toledano, muy cerca del puente de Alcántara. Es muy probable que el soldado alemán las realizara desde un vehículo. El objetivo del cámara captó las ruinas de la fachada este del Alcázar, así como todo el entorno de los edificios destruidos durante el cerco en el verano de 1936. En la parte inferior los restos del Artificio de Juanelo y los edificios de la presa. En la segunda imagen una vista total del puente Alcántara y, al fondo, el Hospital de Tavera con la falta de linterna en la cúpula y el desaparecido edificio de la antigua Escuela Normal de Magisterio, donde hoy está el Paseo de Sisebuto.

toledo guerra civil ofensiva final 1939

Una fotografía a los restos del Alcázar, concretamente a la escalera tapada por los escombros del torreón noreste.

toledo guerra civil ofensiva final 1939

Y la típica vista de Toledo desde los miradores del valle. El detalle aquí es el edificio del Seminario Mayor marcado por el incendio de septiembre de 1936. Se puede apreciar la falta de sus techos en una de sus galerías, además del daño ocasionado en las ventanas. Otros datos curiosos son las viviendas, granjas, chimeneas y demás elementos arquitectónicos cercanos al río que hoy no encontramos.

toledo guerra civil ofensiva final 1939

toledo guerra civil ofensiva final 1939

toledo guerra civil ofensiva final 1939

Y las dos últimas fotografías son de la última ofensiva durante el día 27 de marzo de 1939. En la primera podemos ver el uso de lanzadores de granadas de mortero Valero de 81mm.


toledo guerra civil ofensiva final 1939

El avance durante aquella jornada alcanzó los principales pueblos en poder republicanos al sur del Tajo. En esta toma, posiblemente muy cerca de la localidad de Mora de Toledo, vemos tropas formando en columna y el rápido avance ante el fotógrafo de una unidad de ciclistas bien pertrechados con sus bolsas de mano y mantas enrolladas al pecho. 


toledo guerra civil ofensiva final 1939


El avance franquista supuso, como ya sabemos, el final de la contienda el primero de abril de 1939.

https://www.youtube.com/watch?v=ypBobpVzeeM



Robert Capa y Gerda Taro en Toledo (Parte VI)

1 comentario
El paso de Robert Capa y Gerda Taro por Toledo sigue dejándonos sorpresas. Esta vez, una nueva fotografía archivada y catalogada erróneamente (por enésima vez) en el International Center of Photography, nos muestra otro lugar de la ciudad por el que la pareja transitó durante el verano de 1936.

toledo guerra civil Robert Capa Gerda Taro 1936 asedio alcázar


Robert Capa Gerda Taro Toledo guerra civil asedio alcazar
Interior de la iglesia de San Marcos, en la actualidad Centro Cultural.

En la fotografía se observa el interior de la iglesia de la Santísima Trinidad o parroquia de San Marcos, en la calle Trinidad. Hoy convertido en el Centro Cultural de San Marcos. Concretamente aparece una de las capillas laterales de la nave central situadas bajo el coro y un coche aparcado justo a los pies del altar. El vehículo, con matrícula TO-2377, es un Chevrolet Phaeton matriculado en 1929*. Pegados a las lunas se aprecian lo que podrían ser los pases y las autorizaciones para poder circular por el territorio republicano en esta etapa de la contienda. El coche estaba aparcado justo en frente de la amplia entrada principal a la parroquia, por lo que Capa y Taro aprovecharon la luz natural exterior para poder tomar la fotografía con la cámara Leica.

toledo guerra civil Robert Capa Gerda Taro 1936 asedio alcázar


La iglesia de San Marcos, al igual que otras parroquias menores y locales incautadas, fue utilizada como depósito y garaje por las fuerzas republicanas y milicias que participaban en los asaltos contra el Alcázar. Los grandes centros de poder se encontraban muy cerca de San Marcos; como el Gobierno Civil en el Palacio Arzobispal o el Comité de Milicias, que se instaló en la residencia de los Hermanos Maristas (en la misma calle Trinidad). Cuando Capa y Taro pasaron por primera vez por Toledo, en agosto de 1936, ya se había constituido el Comité de Milicias y Defensa de la Ciudad de Toledo, el cual unificó las milicias y el poder gubernamental con el fin de trabajar y organizar la vida durante el sitio del viejo palacio de Carlos V. Para que ambos reporteros pudieran quedar registrados y conseguir los pases de identificación tuvieron que acudir a las dependencias de estos centros, por lo tanto, pudo ser en este momento cuando visitaron la iglesia de San Marcos y tomaron la fotografía.

toledo guerra civil Robert Capa Gerda Taro 1936 asedio alcázar


En el reverso de la fotografía encontramos diversa información: el sello PHOTO ROBERT CAPA en color, el sello de la Agencia BLACK STAR, para la que Capa trabajó durante una temporada, y el sello de la Agencia Magnum Photos – Robert Capa. También escrito a lápiz en alemán Kirche als Garage(Iglesia como Garaje) y también en inglés; Last week a church now a garage (la semana pasada una iglesia, ahora un garaje). También figura la numeración para su catalogación y la referencia History, Civil War Spain
Por todo ello, la información proporcionada por el ICP es errónea, pues localiza la fotografía en Barcelona durante el mes agosto del año 1936 y es atribuida únicamente a Robert Capa. 

toledo guerra civil Robert Capa Gerda Taro 1936 asedio alcázar
Pintada en el colegio de los Hermanos Maristas. Fondo BNE. 

toledo guerra civil asedio alcazar



La residencia y colegio de los Hermanos Maristas, a escasos metros, acabó ardiendo durante los últimos días de septiembre de 1936 a causa de la resistencia de grupos de milicianos en su interior. En una fotografía de Claudek (nombre artístico de la condesa Claude-Marguerite de Kinnoul), tomada poco después de estos hechos, aparece pintada en una de las paredes exteriores del colegio “UGT – GARAGE” y una flecha. Es posible que la pintada indicara la dirección hacia San Marcos. Curiosa es la información en el reverso de la copia positiva: “Inscripción hecha por los rojos con sangre de personas de derechas”. El bando municipal que aparece pegado y con desperfectos en la pared es del día 1 de octubre de 1936 y está firmado por Fernando Aguirre y Martínez, el nuevo alcalde tras el asedio del Alcázar. El documento, por decreto de la Junta de Defensa Nacional, ordenaba la incorporación a filas de los reemplazos de 1933 y 1934. 

toledo guerra civil Robert Capa Gerda Taro 1936 asedio alcázar
Iglesia de San Marcos. Archivo Histórico Provincial de Toledo / Fondo Rodríguez. 

La única fotografía conocida del interior de la iglesia de San Marcos durante la Guerra Civil fue realizada por los reporteros toledanos de la Casa Rodríguez. En ella se puede observar, además de su imponente altar y retablo, el uso del espacio como almacén de obras de arte y otros materiales. El mencionado retablo fue desmantelado en los años setenta y se encuentra en la parroquia de la localidad de Olías del Rey.
Tras la contienda, la Dirección General de Regiones Devastadas actuó en la iglesia de San Marcos debido a los daños sufridos durante el conflicto. En la revista Reconstrucción, publicada por la Dirección General, el ingeniero encargado, Luis García Vallejo, destaca “…haberse encontrado en la cúpula tejados y piedras de enormes dimensiones lanzadas por las voladuras efectuadas en el Alcázar de Toledo durante su asedio y a pesar de hallarse este a más de setecientos metros de distancia del Templo, así como también sufrió desperfectos al ser utilizado como garaje durante el asedio de aquella fortaleza.” 

Para ver las fotografías de Capa y Taro en Toledo, pinchar aquí. 


*Edición 28/01/2020:
El coche, marca Chevrolet Phaeton, estaba matriculado desde 1929 y pertenecía a Agustín Losada Pérez, corredor de comercio en Toledo y fusilado durante la saca del 23 de agosto de 1936. Gracias a Roberto Félix García por los datos facilitados.

El retablo de la capilla acabó en la nueva iglesia de la Magdalena. Información gracias a Francisco Javier Martín Fernández .

Retablo en la Iglesia de la Magdalena (trasladado desde San Marcos) con pintura de Pardo Galindo.
Foto Rafael del Cerro Malagón.